domingo, 22 de abril de 2012

2º ESO: Los complementos verbales (II)

Tras aprender lo que eran los complementos directo e indirecto y el atributo, hemos dedicado estas primeras semanas del último trimestre para trabajar todos los demás complementos verbales que podemos encontrarnos en un análisis sintáctico, los cuales os recopilo a continuación:

* El complemento circunstancial expresa las circunstancias de la acción del verbo. ¿Qué tipo de circunstancias?

I.- Tiempo: cuándo se va a realizar la acción. Se reconoce preguntando al verbo cuándo se hace algo. Ejemplo: Marge irá mañana al Badulaque => ¿Cuándo irá Marge? “Mañana”, por lo que “mañana” será complemento circunstancial de tiempo.

II.- Lugar: dónde se va a realizar la acción. Se reconoce preguntando al verbo dónde se hace algo. Ejemplo: Marge irá mañana al Badulaque => ¿Dónde irá Marge mañana? “Al Badulaque”, por lo que “al Badulaque” será complemento circunstancial de lugar.

III.- Modo: cómo se va a realizar la acción. Se reconoce preguntando al verbo cómo se hace algo. Ejemplo: Homer trabaja a duras penas => ¿Cómo trabaja Homer? “A duras penas”, por lo que “a duras penas” será complemento circunstancial de modo.

IV.- Cantidad: se reconoce preguntando al verbo cuánto. Ejemplo: Homer bebe demasiado => ¿Cuánto bebe Homer? “Demasiado”, por lo que “demasiado” es complemento circunstancial de cantidad.

V.- Instrumento: indica con qué objeto se hace la acción. Se reconoce, además de por preguntar al verbo ¿con qué?, por ser SIEMPRE un sintagma preposicional que comienza con la preposición con, seguida del sustantivo de un objeto, herramienta, instrumento… Ejemplo: Marge cocina con sus sartenes => ¿Con qué cocina Marge? “Con sus sartenes”; se trata de un sintagma preposicional que empieza con la preposición con, seguida de un sustantivo de herramienta (sartenes), por lo que se trata de un complemento circunstancial de instrumento.

VI.- Causa: señala por qué ocurre la acción del verbo. Se reconoce, además de por preguntar al verbo ¿por qué?, por ser SIEMPRE un sintagma preposicional que comienza con la preposición por. Ejemplo: Castigaron a Bart por sus travesuras => ¿Por qué castigaron? “Por sus travesuras”; se trata de un sintagma preposicional que empieza con la preposición por, por lo que se trata de un complemento circunstancial de causa.

VII.-Finalidad: explica para qué se hace la acción del verbo. Se reconoce, además de por preguntar al verbo ¿para qué?, por ser SIEMPRE un sintagma preposicional que comienza con la preposición para. Ejemplo: Lisa estudia para sus exámenes => ¿Para qué estudia Lisa? “Para sus exámenes”; se trata de un sintagma preposicional que empieza con la preposición para, por lo que se trata de un complemento circunstancial de finalidad.

VIII.- Compañía: indica con quién hace el sujeto la acción del verbo. Se reconoce, además de por preguntar al verbo ¿con quién?, por ser SIEMPRE un sintagma preposicional que comienza con la preposición con, seguida de un nombre de persona (o ser vivo), ya sea común (padre, tío, policía, profesor…) o propio (Homer, Bart, Marge…). Ejemplo: Homer se fue al bar con Lenny y Carl => ¿Con quién se fue Homer? “Con Lenny y Carl”; se trata de un sintagma preposicional que empieza con la preposición con, seguida de dos nombres de persona (Carl, Lenny), por lo que se trata de un complemento circunstancial de compañía.

Los adverbios (o locuciones adverbiales) siempre serán complementos circunstanciales, así como algunos sintagmas nominales y preposicionales, tal como se ha visto en los ejemplos anteriores.

* El complemento de régimen o suplemento es un sintagma preposicional que aparece al lado de aquellos verbos que exigen disponer de una determinada preposición para tener sentido: pensar en, tratar de, creer en, ocuparse de, confiar en…

Marge confía en Homer => “En Homer” sería como complemento suplemento.

Lisa cree en el budismo => “En el budismo” sería como complemento suplemento.

Para reconocerlo y diferenciarlo de otros complementos, lo único que tenemos que hacer es sustituir el sintagma nominal que acompañe a la preposición por él/ellos, si se trata de una persona; o por eso/esos o ello/ellos, si se trata de un objeto, un animal o cualquier otra cosa. Si la oración queda bien, tendremos claro que se trata de un complemento de régimen o suplemento:

Marge confía en Homer => Marge confía en él.

Lisa cree en el budismo => Lisa cree en eso.

* El complemento predicativo es un adjetivo que complementa únicamente a un verbo predicativo y concuerda en género y número con el sujeto:

Bart llega cansado del colegio
Lisa llega cansada del colegio
Bart y Lisa llegan cansados del colegio

“Cansado” es un adjetivo que concuerda siempre con el sujeto en género y número, y complementa a un verbo predicativo (llegar). Por tanto, es un complemento predicativo.

* El complemento agente es un complemento que tan sólo aparece en las oraciones pasivas y que indica quién realiza la acción del verbo en voz pasiva. SIEMPRE es un sintagma preposicional que comienza por la preposición “por”:

Las rosquillas fueron comidas por Homer => “Por Homer” es el complemento agente.

El suspenso fue sacado por Bart => “Por Bart” es el complemento agente.

Otro modo de reconocer al complemento agente es pasar la oración a voz activa; dicho complemento se convertirá entonces en el sujeto:

Las rosquillas fueron comidas por Homer => Homer comió las rosquillas

El suspenso fue sacado por Bart => Bart sacó el suspenso.

8 comentarios:

Maria Carmona dijo...

Hola D.Alberto, tengo dudas con el complemento de regimen/suplemento. Siempre que el verbo lleve detras una preposicion es c.reg.? por ejemplo si yo digo "Carlos piensa en el mar" no sería un C.C.L.

Profesor dijo...

Buenos días María,

No, no tiene por qué ir justo detrás. Lamentablemente, no hay una manera muy precisa de reconocerlo, salvo saber los verbos que han de llevar obligatoriamente un sintagma preposicional para tener sentido.

El ejemplo que me has puesto es muy bueno. "En el mar" no es CCL, ya que no te indica dónde piensa Carlos. Al contrario, te está diciendo en qué piensa Carlos, ¿te das cuenta?

Además, si le quitas ese sintagma preposicional, la oración cambia por completo su sentido. No es lo mismo:

Carlos piensa. - Aquí está pensando sin más.

Carlos piensa en el mar. - Aquí sus pensamientos se centran en algo concreto, el mar. No está pensando sin más.

De todos modos, mi consejo: apréndete el listado de verbos que dicté en clase. Si no lo copiaste, sírvete del que tienes en esta web: http://www.gramaticas.net/2010/09/complemento-de-regimen-ejemplos.html
Y en el momento en que veas cualquier verbo de dicha lista, ya sabrás que puede haber un complemento de régimen. Me temo que es la manera más sencilla, porque no hay ninguna prueba o mecanismo que os permita reconocerlo con facilidad, como ocurre con todos los demás complementos.

Espero haberte sido de ayuda. Si tienes, de todos modos, alguna duda más, por favor, consúltamela cuando quieras. Un saludo.

Maria Carmona dijo...

Buenas tardes profesor:
En la oración,BART LLEGA CANSADO DEL COLEGIO,
"CANSADO" no sería un CCM? me lío con el C.Pred...

Profesor dijo...

Buenas tardes María,

No, no sería un CCM, porque cumple con los tres requisitos para ser Complemento predicativo, a saber:

1) "Cansado" es un sintagma adjetival.

2) Forma parte de un predicado verbal.

3) Concuerda en género y número con el sujeto.

Un CCM no va a concordar con el sujeto nunca, pero un predicativo sí ha de hacerlo. Para distinguir uno de otro, basta con ver si se trata de un sintagma adjetival dentro de un predicado verbal; y, finalmente, si se produce dicha concordancia.

¿Cómo se hace esa última prueba? Cambiando de género y número el sujeto. Si el sintagma adjetival también cambia, será predicativo:

Bart llega cansado del colegio.

Lisa llega cansada del colegio.

Bart y Lisa llegan cansados del colegio.

¿Te das cuenta? Cuando he cambiado a Bart por Lisa (chico por chica), el sintagma adjetival "cansado" ha tenido que cambiar también al femenino. Del mismo modo, cuando el sujeto lo han conformado dos personas, el sintagma adjetival ha pasado de singular a plural. Por tanto, como hay concordancia, es predicativo.

Otro ejemplo:

Ellos juegan entusiasmados al tenis.

"Entusiasmados" es un sintagma adjetival que está en un predicado verbal. Bien, veamos ahora si hay concordancia. Cambiemos el sujeto:

Él juega entusiasmados al tenis.

¿A que no queda bien la oración si dejo el sintagma adjetival en plural? Lo que debo hacer es:

Él jugó entusiasmado al tenis.

Y así queda bien. Lo mismo ocurre si cambio el género del sujeto:

Ella juega entusiasmada al tenis.

Por tanto, en este caso, tengo claro que se trata de un complemento predicativo.

¿Te ha quedado algo más claro?

María Carmona dijo...

si,lo he entendido, muchas gracias profesor, seguiré practicando:-)

Jesús dijo...

Hola, Don Alberto, tengo dudas, en la frase "volver a casa por la tarde"
"por la tarde" es casi seguro CC Tiempo
pero en "volver a casa por Navidad"
"por Navidad" ¿es CC Causa o es de tiempo?
Si la frase es "volver a casa en Navidad" ¿es CC Tiempo?

Jesus dijo...

oHla otra vez Don Alberto: en la frase "charló con sus amigos de fútbol" que sería lo mismo que "charló de fútbol con sus amigos" ¿hay dos complementos de régimen? porque "charlar con" es de régimen, pero "charlar de" solo encuentro que es de régimen pero "con sus amigos" ¿puede ser CC compañia?

Profesor dijo...

Buenas tardes , Jesús,

Ante todo, discúlpame por no haberte contestado antes. Suelo cerrar el ordenador en torno a las 8 de la tarde si no hay actividad y ayer no hubo ninguna, así que no vi tus comentarios. Acepta mis disculpas.

No sé si querrás las respuestas ahora, pero igualmente te las doy:

- Volver a casa por Navidad es CC de causa. ¿Por qué? Es un sintagma preposicional que empieza por "por" y nos responde a la pregunta "¿por qué?" (¿Por qué vuelvo a casa? Por Navidad).

Si cambias la preposición "por" por la preposición "en", ya no sería CC de Causa. El cambio de preposición implica un cambio de significado de ese sintagma, por lo que dejaría de ser de causa para ser de tiempo. Por eso, en los sintagmas preposicionales, hay que fijarse muy bien en las preposiciones que funcionan como nexo, ya que poner uno u otro cambia el significado.

- En ese caso particular, el complemento suplemento o de régimen sería "de fútbol", puesto que el verbo sería "charlar de (más bien, charlar sobre)"; mientras que "con mis amigos" sería de compañía.

Espero haber solucionado tus dudas. Un saludo.