martes, 29 de mayo de 2012

1º ESO: Los subgéneros teatrales

Llegamos al último tramo del curso y, con él, a la última entrada sobre literatura que os voy a escribir, en la que os resumiré los tres subgéneros teatrales que existen, a saber, la comedia, la tragedia y el drama. No haré lo propio con la representación teatral, puesto que, primero, ya lo tenéis todo en las definiciones del tema 12; y, segundo, porque es una materia demasiado sencilla, que no necesita mucha explicación.

Veamos, sin más antelación, qué subgéneros teatrales existen:

A) Tragedia: en ella, los personajes (generalmente nobles, reyes o príncipes) tratan de luchar contra el destino para hacer realidad sus deseos, fracasando al final en su empeño y perdiendo la vida en el intento. Es decir, el desenlace o final de una tragedia siempre será desgraciado, de modo que se consiga conmover al espectador y hacerle pensar o reflexionar. Ejemplo: Bodas de Sangre, de Federico García Lorca: al final de la obra, tanto el novio como Leonardo mueren; la madre del novio se queda sola en el mundo, llorando hasta que se muera a su marido e hijos muertos; la mujer de Leonardo, deshonrada por culpa de lo que ha hecho su marido... Es decir, todos los personajes sufren un final triste o desgraciado.

B) Comedia: al contrario que la tragedia, la comedia se caracteriza por presentar multitud de escenas divertidas, humorísticas y hasta ridículas (utilizando para ello expresiones coloquiales, insultos, juegos de palabras, dobles sentidos...), con el objetivo de divertir y hacer reír al espectador, a la par que se le educa, caricaturizando los vicios y los pecados de la sociedad. Los personajes, a pesar de los muchos enredos y malentendidos por los que atraviesan, van a conocer, en esta ocasión, un final feliz. Ejemplo: Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare, en la que las hadas, al interferir en una disputa amorosa entre cuatro jóvenes, van a provocar un sinfín de malentendidos divertidos hasta que, en última instancia, todo se resolverá favorablemente, casándose los cuatro y disfrutando de una vida feliz.

C) Drama o tragicomedia: aquella obra de teatro que mezcla lo trágico con lo cómico. Los dramas pueden ser de dos tipos, a saber, o los personajes sufren un desenlace desgraciado después de presentarnos una historia que, casi hasta el final, estaba siendo divertida (Tartufo); o los personajes logran, en el último instante y cuando todo parecía perdido, su objetivo, su recompensa (Don Juan Tenorio).


¿Alguna duda? ¡Pues a los comentarios! Por cierto, aprovecho para recordaros que, en el examen del 1 de junio, entra:



3.- Los subgéneros teatrales: visto en esta entrada.




¡Ánimo y a estudiar, que ya os queda poco!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy Luis Romero Morón. Estoy muy agobiado por el examen del martes de recuperación porque no me da tiempo a estudiar todo. ¿Que puedo hacer?

Profesor dijo...

Hola Luis,

Para empezar, morfología. Es muy importante que vayas bien preparado en morfología (además, ten en cuenta que prácticamente toda la gramática del curso ha sido morfología). Estudia bien los listados de determinantes, pronombres, adverbios...

Asimismo, hay 12 entradas con definiciones de cada uno de los temas que entran en el examen. Ahí tienes un buen resumen de la teoría que has de conocer. Si te estudias esos resúmenes y te preparas a conciencia la morfología, tendrás opciones de aprobar.

Un saludo, y ánimo