jueves, 10 de mayo de 2012

2º ESO: Los textos argumentativos

Esta semana hemos trabajado (y lo haremos hasta el día del examen, pues, de todos los tipos de texto que nos quedan, es el más "complicado") con los textos argumentativos, que son aquellos que defienden una opinión o idea (tesis) mediante razones o argumentos, con el propósito de convencer a otra/s persona/s. Los artículos periodísticos, un debate, un discurso político o, sencillamente, una discusión con alguien, son ejemplos de esta clase de textos.

A la hora de analizarlos, hay que fijarse, por tanto, en localizar:

1) La tesis, que es, a fin de cuentas, la idea principal del texto, de cuya idoneidad nos intentan convencer.

2) Los argumentos, es decir, las distintas razones que nos esgrimen para convencernos de que la tesis es correcta. Podemos encontrar tres tipos, a saber, aquellos inspirados en principios morales (esto es correcto, justo o bueno; esto es malo), los basados en datos o ejemplos (que son los más habituales) y los que analizan causas y consecuencias (muy parecido al esquema organizativo causa-consecuencia de los textos expositivos)

3) Los contraargumentos, que son aquellas opiniones contrarias a la tesis que defendemos. ¿Y para qué se incluyen, si son opuestas? Pues sencillamente para demostrar que son equivocadas, y que nuestra tesis es correcta.

Por tanto, si os enfrentáis a un texto de esta clase, ya sabéis que debéis localizar, como mínimo, la tesis y sus argumentos. Los contraargumentos no son obligatorios, pero también se suele recurrir a ellos con frecuencia.

Analicemos un par de textos argumentativos para que lo tengáis todavía más claro:

Las redes sociales en el ámbito laboral

A la hora de convencer a posibles clientes para utilizar o hacer redes sociales, es muy importante ponerse en su lugar y analizar sus argumentos tanto a favor como en contra. De los primeros hablamos mucho, pero no tanto de los segundos. Y también hay que analizarlos para ver cuán reales son.

Veamos los más importantes:

- Consumen mucho tiempo. Pues sí, como todo lo que resulta entretenido o el networking en sí mismo. Es cierto que la serendipity de Internet tiene muchos riesgos, pero esto se soluciona con una buena organización.

- Atentan contra la privacidad. Esto es cierto, pero es que todo hoy en día en Internet lo hace. Si queremos utilizar Internet, tenemos que asumir que vamos a perder cierta intimidad. Además, resulta que cuanta más información personal facilitemos (al menos, a nivel profesional), más beneficios vamos a extraer del uso de las redes sociales.

- No sirven para nada. ¿El networking no sirve para nada? Para el que trabaja en una línea de producción, desde luego que no. Si su medio de trabajo es algo que entra dentro de lo que se conoce como "conocimiento", entonces debe saber que, cuando más lo comparta, mayor valor tendrá. Esto es así por el "efecto red", del que hablaremos pronto con mayor amplitud.

- "Eso es sólo para frikis". Pues sí. Pero resulta que los frikis son hoy en día los que marcan tendencia en tecnología e innovación. Sígueles la corriente, si quieres estar al día. Sin ir más lejos, en Linkedin están ya todos los grandes políticos y hombres de empresa. Al menos, en EE.UU. Pronto, también en las pantallas españolas, claro está.

- Ya me he dado de alta en un sitio y no me interesa hacerlo en otros. Este es el argumento más válido de todos y el único para el que no tengo muchos argumentos, salvo el de probarlo todo. Afortunadamente, Facebook y Google están intentando resolver el problema de las múltiples contraseñas e identidades virtuales.

--------------------------------------

Para empezar, localicemos la tesis, esto es, la idea principal del texto. Y, al leerlo, queda bastante claro que su tesis es la de la conveniencia de emplear las redes sociales a nivel laboral. 

Lo siguiente que debemos hacer es encontrar los argumentos, es decir, las razones que la persona esgrime para convencernos de que es útil usar dichas redes sociales. Y, a lo largo del texto, vemos que nos dice que: 

1º.- Con una buena organización, se puede perder poco tiempo en ellas.
2º.- Podemos obtener muchos beneficios si aportamos información nuestra en las redes sociales.
3º.- El "efecto red", que permite difundir nuestras creaciones con rapidez y eficacia.
4º.- Todos los grandes políticos y entidades ya se encuentran en dichas redes.

Y, en este caso, también hay contraargumentos, como:

1º.- Consumen mucho tiempo.
2º.- Atentan contra la privacidad.
3º.- No sirven para nada.
4º.- "Eso es sólo para frikis".
5º.- Ya me he dado de alta en un sitio y no me interesa hacerlo en otros.

El autor del texto, por supuesto, rebate cada uno de ellos para demostrar que su tesis es correcta. Para acabar, tendremos que decir los tipos de argumento que se han empleado. Y, en este caso, resulta evidente que todos ellos están basados en datos o ejemplos. De esta forma, acabaría nuestro análisis.

Veamos otro caso más:

No solo dulces

Algunos comen sólo dulces y postres y eso no está nada bien. Hay que comer de todo.

Comiendo sólo dulces, se te estropearán los dientes y, además, abusar del azúcar no es bueno ni para tu estómago ni para tu salud en general. ¡Por si fuera poco, puedes engordar!

Debemos seguir una alimentación variada, porque, de lo contrario nuestro crecimiento puede verse perjudicado. Nuestro cuerpo necesita diferentes sustancias nutrientes y estas se hallan repartidas entre las diferentes clases de alimentos.

Cada tipo de alimento nos aporta algo que nuestro cuerpo necesita. Por eso debemos comer de todo.

No comer algún tipo de alimentos puede producirnos problemas de salud, puesto que nuestro cuerpo puede estar falto de defensas o vitaminas.

Una mala alimentación puede producirnos enfermedades, problemas de obesidad o de falta de peso y un mal desarrollo.

En definitiva, no hay ninguna duda: ¡no podemos permitirnos renunciar a ningún tipo de alimento!

------------------------

Hagamos ahora el análisis de forma más esquemática:

1.- Tesis: No podemos permitirnos renunciar a ningún tipo de alimento. Debemos seguir una dieta variada.

2.- Argumentos: A) Comer solo dulces no está nada bien.
B) Comiendo solo dulces, se te estropearán los dientes.
C) Abusar del azúcar no es bueno ni para tu estómago ni para tu salud en general.
D) Puedes engordar.
E) De lo contrario nuestro crecimiento puede verse perjudicado. 
F) No comer algún tipo de alimentos puede producirnos problemas de salud, puesto que nuestro cuerpo puede estar falto defensas o de vitaminas.
G) Una mala alimentación puede producirnos enfermedades, problemas de obesidad o de falta de peso y un mal desarrollo.

3.- Contraargumentos: en este caso, no hay.

4.- Tipos de argumento: A y C) Inspirados en principios morales (comer dulces exclusivamente es malo; el exceso de azúcar se entiende también como algo perjudicial o malo).
B, D, E, F y G) Basados en datos o ejemplos.

En cuanto al lenguaje propio de las argumentaciones, no olvidéis que nuestro punto de vista se manifiesta por medio de:

1.- Adjetivos de valoración positiva o negativa: entretenido, buena, friki, mala...
2.- Expresiones valorativas: eso no es bueno.
3.- Conectores: pero, puesto que, por eso...
4.- Presencia del yo emisor: verbos, determinantes y pronombres en primera persona, como hablamos, veamos, nuestro, debemos, producirnos...

¿Alguna duda? Pues servíos de los comentarios para satisfacerlas.

3 comentarios:

AlbaMurcia dijo...

Estoy estudiando para un exmane y he encontrado este blog, pero hay algunas cosas que no me quedan claras, por ejemplo:
¿La conclusión donde está?
¿La conclusión sería la tesis?

Me las podrías resolver, por favor

Profesor dijo...

Buenos días,

La conclusión, si se desea poner una, ha de aparecer al final del texto argumentativo. En ella, se resumen las ideas principales que hayan ido apareciendo a lo largo del mismo, entre ellas, evidentemente, la tesis. Con todo, no todos los textos argumentativos han de poseer una conclusión. Suele ser lo habitual, desde luego, pero no es obligatorio.

Espero haber resuelto tus dudas. ¡Saludos!

AlbaMurcia dijo...

Muchas gracias. Ahora creo que me ha quedado todo más claro.