lunes, 12 de enero de 2015

1º ESO: La descripción objetiva

Esta semana que ya acaba vimos, si recordáis, este interesante vídeo de astronomía:
  

En él, no solo se nos describía el Sol (y el planeta Tierra), sino también otras estrellas del universo, comparándose sus tamaños. No obstante, al nombrar sus correspondientes características, no se daba ninguna opinión, tal como sucedía en las descripciones que vimos en esta otra entrada. Más bien al contrario, se nos presentan los rasgos de estas estrellas de forma científicaajustándose a la realidad lo más posible. ¿Y por qué? Porque no se trata de una descripción subjetiva, sino de una objetiva.

Otro ejemplo lo encontrábamos en este otro vídeo:

video

Al hablar de cómo es un agujero negro supermasivo, se mencionan sus rasgos sin formular opiniones, ni mostrar puntos de vista al respecto. Y, para lograr ese efecto de objetividad, si os dais cuenta, apenas se han empleado adjetivos. En total, cuando se describe a este fenómeno de la naturaleza, se utilizan siete adjetivos, dos de los cuales están incluidos en el propio nombre de estos agujeros cósmicos (negro, supermasivo); y el resto indican cualidades objetivas, reales, científicamente demostradas de dichos agujeros negros. El documental no emplea adjetivos como "feo", "bello", "horrible" u otros que podíamos hallar en las descripciones subjetivas; sino aquellos mínimos necesarios para expresar características indiscutiblemente reales.

Entonces, ¿qué tipos de palabras abundan en una descripción objetiva? Pues las siguientes:

1) Los sustantivos, que aportan información de carácter científico. En apenas un minuto, en el vídeo de los agujeros negros se emplean hasta 14 sustantivos (región, retorno, agujero, luz, energía...), mientras que, en el de las estrellas, son más de 30 (frente a sus menos de 10 adjetivos distintos, repitiéndose en varias ocasiones uno de ellos -"grande"-). Lo podemos ver también en este otro ejemplo (en negrita los sustantivos, en rojo los adjetivos):

"Un río es una corriente natural de agua que fluye con continuidad. Posee un caudal considerable y desemboca en el mar, en un lago o en otro río, en cuyo caso se denomina afluente.Cuando el río es corto estrecho recibe el nombre de riacho, riachuelo arroyo."

Si os dais cuenta, la diferencia entre el número de sustantivos y el de adjetivos presente en este texto es abismal. Evidentemente, no puedo describir sin adjetivos, pero su peso será menor en comparación con el que poseía en las descripciones subjetivas y se atendrán de forma estricta a la realidad, como ya hacen los sustantivos. 

2) Los verbos, los cuales, por supuesto, han de presentarse de una determinada forma para asegurar la objetividad de la descripción. En este sentido, hay que destacar dos propiedades:

a) Amplia presencia de los verbos ser y estar (los llamados verbos copulativos), como hemos visto en oraciones como:

"El peso promedio de un ser humano es 80 kilogramos".

"El Sol es el objeto celeste masivo más grande del sistema solar".

"Un agujero negro es un objeto astrofísico que contiene tanta masa en un volumen tan pequeño que la fuerza gravitacional es tan fuerte que ni siquiera la luz tiene energía suficiente para escapar".

b) Los verbos han de aparecer en tercera persona, que es la más objetiva de todas. Un verbo puede estar en presente (lo más frecuente), pretérito imperfecto o futuro simple, pero, en todos esos casos, ha de escribirse en tercera persona, ya sea del singular o del plural. Lo podemos apreciar en la descripción objetiva del río que hemos visto anteriormente:

"Un río es una corriente natural de agua que fluye con continuidad. Posee un caudal considerable y desemboca en el mar, en un lago o en otro río, en cuyo caso se denomina afluente.Cuando el río es corto y estrecho recibe el nombre de riacho, riachuelo o arroyo."

¿Alguna duda? ¡Pues a los comentarios!

No hay comentarios: